Una… tras la puerta

El conjuro de la creación

Así, como…


Así, como caminar despacio bajo la incertidumbre,
Se recuestan los pensamientos sobre lechos inciertos.
Cuantas veces morí,
Cuantas veces renací…
No es el cuerpo, es el espíritu.
El amor, tan esquivo y traicionero… a veces,
¿y si fuera el objetivo de la existencia?,
Simplemente el amor, saber darlo y recibirlo.
El cuerpo es una trampa, sus necesidades… sus exigencias,
Su delito…
Y sigo dándole patadas a las piedras con el pensamiento revuelto…
Manos fuera de los bolsillos,
… mientras camino bajo la incertidumbre.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en octubre 18, 2012 por .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 666 seguidores

Sígueme en Twitter

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

A %d blogueros les gusta esto: