Una… tras la puerta

El conjuro de la creación

Inquietud


Sosiego al hondo respirar,

Exhalar energía confusa,

Al borde del borde,

Tras la línea oriunda.

Se apagó el incendio,

Piso cenizas descubiertas de reojo,

Cruje el rastrojo quemado a cada paso,

Y el desalmado prosigue su discurso en la radio.

Sin cadenas…

El aliento se funde al aire,

Y la mujer del otro lado,

Que no te conoce pero cree saber de ti,

Refunde mentiras para satisfacer su ego.

Añorado momento de calma,

Se fue volando en sentido inverso,

Allá donde no estamos,

Dejando clara la falta de armonía.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en diciembre 11, 2012 por .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 666 seguidores

Sígueme en Twitter

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

A %d blogueros les gusta esto: