Una… tras la puerta

El conjuro de la creación

La cuerda


Así, como respiro…  me he cortado el pelo,

Mechón a mechón,

Con tijeras largas,

Con lentitud irreal de un estado alterado,

Sin reproches,

Sin acciones programadas…

Se llenó el suelo de negrura que atenazaba,

Quedó despejada esa cara oculta,

Dejando al aire el paso del tiempo en el rostro,

Tan abominado antaño…

Y que ahora refleja la especial belleza de la vida.

Ya se puede acabar la cuerda y llegar el fin,

He visto mundos más allá de Orión…

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en diciembre 20, 2012 por .

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 666 seguidores

Sígueme en Twitter

Error: Twitter no responde. Por favor, espera unos minutos y actualiza esta página.

A %d blogueros les gusta esto: